top of page

Completando el año

Actualizado: 31 dic 2023

SOLSTICIO

Solsticio significa "sol quieto".


Es un momento dentro del ciclo planetario en el que el sol "se detiene" en su avance hacia el norte o el sur (dependiendo si es el solsticio de invierno o verano, hemisferio norte o sur).


Durante 3 días el sol sale en el mismo sitio antes de "arrancar" nuevamente anunciando el inicio de una nueva estación.




El solsticio que vivimos el 21 de Diciembre significa que el sol renacerá al cabo de 3 días, exactamente el 24 de Diciembre.


El día que celebramos la Navidad, estamos celebrando el día de resurrección solar. El día que el sol renace.



Desde el comienzo de este proceso astronómico, cada día siguiente es un fractal de los 12 meses del año.


Estos 12 días (del 25 al 31 de diciembre) culminan el 1 de Enero, lo que llamamos AÑO NUEVO




Si cada uno de estos días de Navidad a fin de año es un fractal de los 12 meses, cada día hasta el 31 es un recordatorio de los movimientos, acontecimientos y energías que se han movido dentro y fuera de ti de Enero a Diciembre


Una de las formas de completar el ciclo que termina es tomando conciencia de cada uno de los impactos, sacudidas o situaciones que nos han movido y han dejado una impronta en nosotros en este ciclo solar.

Aunque estas situaciones ya formen parte del pasado, aunque se hayan "solucionado", una de las formas de integrar cada una de estas vivencias y la enseñanza que nos han traído, es recordarlas, traerlas de vuelta a la memoria para reconocerlas e integrarlas de forma consciente.


Si cada uno de estos días de Navidad a fin de año es un fractal de los 12 meses, cada día hasta el 31 es un recordatorio de los movimientos, acontecimientos y energías que se han movido dentro y fuera de ti de Enero a Diciembre



RITUAL DEL SOLSTICIO Y FIN DE CICLO



En estas fechas, estemos más o menos conectados a los ciclos de la naturaleza, aparece esta energía de balance


Un momento donde reconocer todo lo que hemos logrado para llegar donde estamos ahora y momento de aceptar todo lo que queríamos que fuese y que, por la razón que sea, todavía no se ha manifestado.


A parte de este balance interno que se da cuando acaba el año de forma más o menos consciente; y de la creación de nuevos propósitos, otra forma de hacer balance pero, sobretodo, de integrar todo lo ocurrido durante el ciclo, es a través de las improntas de cada mes aprovechando los días previos al 1 de Enero (los días fractal)



La idea es hacer un recorrido por cada uno de los meses del año

(aunque sea por encima, aunque no recordemos si ésto o aquello pasó en febrero, marzo o abril, da igual).



Lo importante es volver a hacer el camino trazado durante el año y "devolver" a la memoria para poder RECONOCER y recuperar aquellas experiencias o eventos que nos han sacudido


Tampoco hay que decidir mentalmente si son cosas "pequeñas" o poco importantes. Si en el momento de sentarnos delante del papel en blanco nos vienen a la memoria, hay que hacer el registro.


Por supuesto que si han sido hechos muy marcados, solo de escuchar la propuesta ya nos vienen a la memoria.



Una vez reconocidos estos eventos más "grandes" es interesante dedicarnos unos instantes a recordar aquellas pequeñas situaciones que, igual al momento no les dimos importancia, pero que nos supieron mal, nos dolieron y que continúa allí.


Pueden ser pequeñas disputas, desacuerdos, impactos de noticias, mal entendidos, situaciones donde has sentido frustración o que te has sentido engañada, pequeñas o grandes faltas de respeto.


También pueden ser situaciones en las que has sido el agente pasivo (que lo has recibido) o, al revés, que has sido el activo: que has faltado a la palabra, que no has asumido tu responsabilidad o cualquier cosa que has "hecho" o dejado de hacer que ha tenido una consecuencia. Todo esto deja una huella, una memoria.


Toda situación no resuelta va dejando densidad en nuestro campo vibratorio y internamente vamos gestionando toda esta información a nivel subconsciente; las consecuencias son la falta de fluidez o las fugas energéticas: ambos nos llevan a lo mismo, cansancio y poca energía creativa a disposición.




Al contrario, si no escondemos, ni posponemos todas las situaciones que nos han impactado, sino que las hacemos conscientes, las atendemos, ya tenemos la primera parte del aprendizaje: el "reconocer"


El reconocimiento y la atención convierten, automáticamente, una experiencia dolorosa en una experiencia con un potencial de conocimiento. Pasamos del papel de víctima o verdugo a asumirnos como seres que estamos creciendo, aprendiendo sin juicio.



Solo con reconocer, pasamos automáticamente del dolor, la tristeza o la rabia, al interés, al "¿y qué dice de mi esta situación?, ¿qué puedo aprender yo de todo ésto?"


Y ya sabemos qué pasa con la frecuencia cardíaca cuando cambiamos de emociones densas a otras de alta vibración como el interés: que empezamos a situarnos a 0,1 Hertz saliendo del estado mental de supervivencia, al estado de creatividad


(en el blog encontráis un artículo bastante extenso sobre la conexión mente-corazón)



Después de reconocer, ya solo nos quedará hacer la alquimia, ir moviendo la información en nuestro cuerpo, respirarla hasta que la vivencia se transforme en conocimiento y aprendizaje. Recordando a cada práctica que todo lo que me pasa me habla de mi, de hasta que punto me conozco y me reconozco y me permito evolucionar, cambiar a cada ciclo como la naturaleza, de si me permito explorar nuevas formas de mi misma; de de cuan cerca o lejos estoy de mi misma, de mi corazón, de cuanto me quiero y me respeto;


Porque todo esto es lo que podemos dar y recibir.



En este nuevo ciclo te deseo:


que te mantengas cerca de ti; que siempre es el lugar más seguro, aunque a veces no lo parezca...

Que te des la dedicación para poder estar cada día más cerca de tu verdad, de quien realmente eres, de lo que te apasiona, cerca de lo que te da VIDA, de lo que has venido a vivir aquí.


Para el ciclo que acaba:


que puedas integrar todo lo vivido, que ya forme parte de ti y de tu crecimiento. Que tengas la certeza que ya sabes mucho más de ti

No hay mejor inversión que el autoconocimiento, ir desenmascarando toda la programación que te aleja de ser quien eres.


Que sigas el mágico camino de la respiración, la sofisticada tecnología que te devuelve a ti;


que puedas escuchar y comprender el lenguaje del cuerpo y el del corazón


Que te regales el tiempo y el espacio para escucharte,

solo tu tienes las llaves de tus misterios✨


Feliz final e inicio de ciclo, te regalo una pequeña transmisión para cerrar el año con amor y conciencia.





513 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page